Inicio / Ciudad, Educación, Ordenamiento Territorial y Urbanismo, Paisaje, Territorio, Turismo / A propósito del articulo de CNN: “Gringo Trails”: ¿El turismo está destruyendo el mundo?
4
Ene
2014

A propósito del articulo de CNN: “Gringo Trails”: ¿El turismo está destruyendo el mundo?

Por: Carlos Alberto Garzón

RESACA TURÍSTICA_CNN

Comparto con ustedes este interesante reportaje que pone en evidencia los graves perjuicios de un turismo sin planificación y que no está articulado al ordenamiento territorial de los municipios.

Vender un destino o unas rutas temáticas puede ser equivalente a “vender humo”,  si lo que se ofrece como atributos y valores del lugar luego se ven desvirtuados por una dinámica diferente en la forma de ocupar y usar el territorio.  Los nuevos crecimientos urbanos, la ausencia de protección y gestión sobre los espacios físicos (trayectos y lugares) que se ofrecen como parte de los productos al visitante, y la no inclusión de los habitantes del lugar en los procesos de planificación y reglamentación del destino, son algunos de los aspectos que, si no tienen una raíz desde el ordenamiento físico-espacial (ley 388 de 1997) , difícilmente harán que un destino sea sostenible, por mejor promoción y diseño de productos que se realice de éste.

Por Zoe Li, para CNN

(CNN) – Un nuevo documental sugiere que el turismo está fuera de control en algunas partes del mundo, perjudicando irreversiblemente el medio ambiente y las culturas indígenas.

Gringo Trails“, una película realizada durante más de una década por la antropóloga estadounidense Pegi Vail, muestra los efectos del no planificado o mal dirigido crecimiento de la industria del turismo en países en vías de desarrollo.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Al utilizar ejemplos dramáticos de diferentes continentes, tal como el impacto devastador de las fiestas hedonistas de la luna llena en la playa en la isla tailandesa de Koh Pha Ngan, la película es conmovedora e informativa, aunque a veces elemental.

La historia empieza y termina en Bolivia; se enfoca en el impacto del libro autobiográfico “Lost in the Jungle” (Perdido en la jungla) del viajero israelí Yossi Ghinsberg.

En 1981, Ghinsberg se internó en el bosque tropical boliviano y pronto se perdió, pero milagrosamente sobrevivió durante tres semanas a pesar de sus experiencias cercanas a la muerte.

Su relato de supervivencia ha atraído a muchos otros viajeros aventureros a Bolivia, lo cual ha aumentado la presión sobre el frágil ecosistema del país.

Las personas que ya conocen los problemas no encontrarán muchas novedades aquí, pero para los no iniciados será una experiencia de 78 minutos que despertará sentimientos de culpa, la cual revelará la frecuente insensibilidad de la industria del turismo y cómo involucra a todos.

“Si estuviera examinando la industria petrolera [en lugar del turismo], la gente tomaría nota de cuán poderosa es”, dice Vail.

“Pero el turismo es ese tipo de industria; es así de poderoso”.

“Gringo Trails” hace referencia a los muy trillados caminos en todo el mundo por “grandes grupos de viajeros con poder”.

Y “gringo” ya no sólo significa caras blancas, dice Vail.

En las últimas décadas, el viajero de clase media se ha expandido para incluir diferentes rostros de muchas culturas distintas.

Éste es el primer largometraje de Vail, quien trabaja a tiempo completo como directora asociada en el Centro de Comunicaciones, Cultura e Historia en la Universidad de Nueva York.

CNN Travel habló con Vail sobre los lugares donde el turismo perjudica y beneficia, y sobre la evolución del así llamado “turismo oscuro”.

CNN: ¿Qué captó tu atención de la historia de Yossi Ghinsberg en Bolivia?

Pegi Vail: Formó el principio y el final de la película, porque mostró cómo la narración de historias de los viajeros puede facilitar lo que yo llamo “la globalización del turismo”.

CNN: ¿Qué es “la globalización del turismo”?

PV: La comparo con el aburguesamiento urbano.

Los mochileros son como los artistas [y otros que aburguesan regiones descuidadas].

Pero los artistas terminan quedándose ahí, sólo para ser desplazados con el tiempo. Los mochileros entran y salen de los lugares que visitan, pero el proceso es similar.

Los viajeros intrépidos llegan a un lugar, cuentan historias sobre él, y luego, más personas llegan.

Las guías les dan cobertura, se escriben novelas y se hacen largometrajes; “La playa”, por ejemplo.

CNN: Entonces ¿cuál es el problema?

PV: Mientras más personas vienen, podría no haber la infraestructura necesaria para soportar tal crecimiento.

O los grandes operadores podrían venir y llevarse los beneficios.

CNN: Has estado haciendo este documental desde 1999; ¿qué te sorprendió a lo largo del camino?

PV: Me sorprendió lo poco que los viajeros piensan en su propio papel y qué tan pocas voces locales escuchamos [en áreas afectadas por el turismo].

Los viajeros independientes, quienes en su mayoría vienen de la clase media en países industrializados, a menudo viajan a las partes más pobres de los países que visitan en busca de su idea de lo “más auténtico”.

Están buscando imágenes pre-modernas e idealizadas.

Lina, la turista italiana en mi película que visita Timbuctú, habla acerca de “Memorias de África” y “Lawrence de Arabia” en la misma oración, aunque están en partes totalmente distintas de África.

CNN: ¿Hay una forma correcta o incorrecta de viajar?

PV: Mira, si sólo vas a Koh Pha Ngan por la fiesta de luna llena, para tacharla de tu lista de cosas por hacer antes de morir, entonces esa no es la razón correcta para viajar.

Podrías hacer la fiesta en casa, sólo estás utilizando el lugar como un telón de fondo.

Y, sí, puede que estés dejando dinero a un pueblo cuando viajas allí, pero la relación con los ciudadanos locales debe ser bien dirigida, ellos tienen que estar en la mesa de planificación.

CNN: ¿Cuáles son algunos consejos para viajar responsablemente?

Pegi Vail: Primero, no importa cuál sea tu presupuesto, no cuesta nada investigar tu destino, para obtener más información acerca del ambiente y la cultura.

Yo buscaría artículos de escritores locales que han escrito acerca de su propia cultura, o al menos, la sección de historia de tu guía turística.

Aprende acerca de lo que debes y no debes hacer.

Si alguien dice: “No ir desnudo en la playa”, entonces ¡no vayas desnudo en la playa!

CNN: ¿Cuál es tu propia experiencia como mochilera?

PV: He viajado en más de 75 países, pero no siempre como mochilera.

Soy adicta a los viajes.

CNN: ¿Qué es lo que crea la adicción?

PV: Las nuevas experiencias que expanden tu entendimiento del mundo y tus relaciones con diferentes culturas.

En realidad, me siento más en casa cuando estoy lejos.

CNN: Aparte de los viajes como mochileros, ¿en qué otros tipos de turismo te enfocas?

PV: El turismo “oscuro”, [viajar a sitios asociados con el sufrimiento y el peligro] ha estado ocurriendo durante años, pero algunos viajeros lo están llevando a extremos.

Sin embargo, las comunidades pueden usar el turismo oscuro para volver a contar su propia historia.

El pueblo mexicano de El Alberto simula para los turistas los cruces [ilegales] de la frontera hacia Estados Unidos, por ejemplo.

O está el pueblo minero boliviano de Potosí, el cual lleva a cabo visitas turísticas por la mina, a pesar de las peligrosas condiciones bajo tierra.

Los mineros indígenas tienen la oportunidad de contar su lado de la historia, no la versión colonialista de los eventos.

CNN: ¿A dónde quieres ir ahora?

PV: A Mongolia, por los espacios abiertos.

“Gringo Trails” fue estrenada en noviembre de 2013 en Norte América, a través de Icarus Films, y ahora se está presentando en festivales alrededor del mundo.

 

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

1 Comentario en:
A propósito del articulo de CNN: “Gringo Trails”: ¿El turismo está destruyendo el mundo?

  1. Víctor Hugo Aquino Illescas dijo:

    Efectivamente. Creo que la gran mayoría de los turistas, nacionales y extranjeros, que buscan “descanso”, distracción y diversión, tienen la obligación (me incluyo yo cuando soy turista) de respetar el ambiente para preservarlo, ya que otros turistas harán uso de la infraestructura hotelera, las playas, etc., que previamente se utilizó. Aquí en México, en una playa de Acapulco, Guerrero, un grupo de militares navales de Japón se dispuso a limpiar la basura que dejaron en la playa turistas en ese día. Ellos pusieron un ejemplo digno de llevarse a la práctica. Saludos. Gracias por compartir el conocimiento y las experiencias.
    Hugo

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.