Inicio / Café, Cultura y fiestas locales, Paisaje, Paisaje Cultural Cafetero, Territorio, Turismo / Percepciones sobre la experiencia del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano
1
Mar
2015

Percepciones sobre la experiencia del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano

Por: Valeria Barbero
Teatralización de la cultura cafetera; Quindío, Colombia.

Teatralización de la cultura cafetera; Quindío, Colombia.

Buscando la manera de transmitir mis impresiones respecto a una salida realizada con un grupo de estudiantes para conocer más acerca de la cultura del Paisaje Cultural Cafetero, empecé a reflexionar en torno a la autenticidad del patrimonio en relación con la experiencia del turismo. ¿Cómo determinar qué elementos de la cultura representan los valores universales excepcionales de un territorio como el PCC? Entendiendo por cultura al conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social.

Personalmente creo que la idea de patrimonio no tiene por qué remitirnos, indefectiblemente, a un tiempo pasado. Me gusta pensar en cuáles son los elementos (tangibles o intangibles) de nuestro contexto actual que conformarán nuestro legado cultural para las próximas generaciones. El PCC se identifica con un patrimonio cultural de “eventos y tradiciones vivas”; razón de más para analizar qué tipo de manifestaciones culturales, económicas y sociales están representando de manera auténtica no sólo el pasado sino también el presente de este territorio, desde la mirada de “lo que interesa preservar para las próximas generaciones”.

Soy una de aquellas personas que quieren conocer el paisaje y la cultura de un lugar a través de experiencias auténticas. Tratar con los pobladores del territorio; relacionarme con ellos; compartir sus ritos y costumbres.

Hay quienes optan por una “realidad escenificada” en sitios adecuados especialmente o “parques temáticos”. En estos espacios se teatralizan escenas o rituales de la vida cotidiana pasada (o presente) para representar aspectos de la identidad cultural de una región, vecindario o comunidad. La escenificación implica desplazamiento de producción cultural de un lugar para otro y su modificación, además de acomodar condiciones nuevas de tiempo y lugar. La autenticidad reside en el éxito de que lo reconstruido sea apropiado por el visitante como una experiencia totalmente real.

Reconstrucción de un pueblo cafetero; parque temático en el Quindío, Colombia

Reconstrucción de un pueblo cafetero; parque temático en el Quindío, Colombia

La “autenticidad escenificada” nos ofrece una “fachada” de lo típico o único de una comunidad. Detrás de esta “portada” está el espacio donde se muestran los comportamientos y formas de vida locales tal como son, sin escenificación de rituales para visitantes. El objetivo de quien busca la autenticidad sería vivenciar la vida local tal como se vive, sin rituales especiales de exhibición de lo típico local, es decir, avanzar paulatinamente desde esta primera impresión hacia lo que está detrás. La búsqueda de la autenticidad está marcada por etapas en el pasaje desde “la fachada” hasta “el interior” de la experiencia en torno a la cultura de un lugar (por ejemplo, el contacto con los auténticos pobladores del territorio y con la actividad que ellos realizan).

Fiesta tradicional del yipao; Armenia, Quindío.

Fiesta tradicional del yipao; Armenia, Quindío.

Mi sugerencia para todos los que quieren experiencias auténticas es: no se queden con la autenticidad escenificada. Indaguen más allá. En relación al Paisaje Cultural Cafetero, podemos hacernos infinidad de preguntas para llegar al interior del territorio.  Sólo por mencionar como ejemplo el tema del cultivo y producción de café, podríamos plantearnos las siguientes cuestiones:

¿Qué marcas de café especial se producen en el Quindío? ¿Cuáles son los procesos “en origen” para producir un café especial? ¿Es posible visitar una finca cafetera (no turística) en el municipio o el departamento donde expliquen el proceso de producción de un café diferenciado? Estos cafés de origen, ¿qué tan costosos son realmente en relación a los cafés comerciales y tradicionales? ¿A qué se deben estos costos superiores? ¿Cuáles son algunas propiedades nutricionales de estos cafés?

Grupo de senderismo; Paisaje Cultural Cafetero; Quindío, Colombia.

Grupo de senderismo; Paisaje Cultural Cafetero; Quindío, Colombia.

El PCC es un paisaje vivo. Nosotros somos quienes debemos decidir qué queremos conocer de nuestro territorio, cuestionar lo que nos dicen y llegar a este conocimiento por nuestros propios medios.

Digg This
Reddit This
Stumble Now!
Buzz This
Vote on DZone
Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Kick It on DotNetKicks.com
Shout it
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

12 Comentarios en:
Percepciones sobre la experiencia del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano

  1. KELLY LORENA MANRIQUE CABEZAS dijo:

    con respecto a lo leído, me parece que estos lugares lo único que buscan hacer es volver rentable una idea de negocio, tal vez les falta mas conocimiento para comprender lo verdaderamente importante en el tema del PCC, tal vez no hay una razón lo suficientemente fuerte para enseñar las partes reales de nuestras raíces y lo mas absurdo es que cuando visitamos un lugar como este, nos dedicamos a otras cosas y dejamos a un lado lo mas valioso: el paisaje como centro de la cultura.

    • Kelly, el Paisaje Cultural Cafetero es muy rico y complejo, cada experiencia aporta algo pero no lo es todo. La idea es que ustedes mismos vayan profundizando en los temas de su interés, a partir de las generalidades que vimos en la asignatura. Espero haberlos motivado a que investiguen ustedes mismos en lo que para cada uno de ustedes representa la autenticidad del PCC. Saludos!

  2. JHONNY EVERARDO VALENCIA VALENCIA dijo:

    Visitar el Paisaje Cultural Cafetero conlleva vivir una experiencia, la la cual se resume en “vivir la cultura de nuestra región cafetera”, conocer sus elementos y características típicos y tradicionales más
    representativos que ineludiblemente involucran un orgulloso pasado cafetero, sumado a nuestras legendarias tradiciones y buenas costumbres totalmente enriquecedoras.
    Desafortunadamente “todo entra por los ojos” y la mejor manera de ofrecernos al mundo es mostrando la cara amable y bonita, todo aquello que nos alegra y enorgullece de nuestra idiosincrasia, y dejando a un lado aquellos elementos negativos reales que distorsionan la buena imagen de nuestra región. A pesar de ello, en últimas el turista no solo quiere ver lo positivo sino también conocer lo negativo de las culturas, lo cual no le será fácil de obtener pues el negocio es vender lo bueno y no mostrar lo malo de un entorno turístico, para así lograr su complacencia, agradable estancia y grata recordación.

    • Jhonny, lo que espero de ustedes no es tanto que busquen ver los elementos negativos; mi invitación es que profundicen en los aspectos de su interés a partir de esta primera mirada. Hay mucho por conocer no sólo en relación al café, sino también en cuanto a fiestas locales, arquitectura, y todo lo que tiene que ver con los atributos y valores del PCC. Saludos!

  3. Beatriz López dijo:

    Por lo que puedo percibir después de leer el artículo, desde su punto de vista, usted no cree que las escenificaciones de la los rituales, los hábitos y las costumbres de las comunidades típicas de los habitantes del PCC sean suficiente para encausarnos hacía lo que es la realidad de las vivencias de estas personas, puesto que allí no se alcanza a observar las verdades circunstancias a las que estas personas se ven enfrentadas. Puedo afirmar que lo que usted dice es muy válido, pero muchas veces las personas que se interesan por conocer más acerca de todos los aspectos del PCC, incluyendo la cultura, tienen muchas limitantes, ya que no van a ser muchos los expertos que tengan la disposición de compartir sus vivencias de forma tan transparente pensando en las consecuencias negativas que éstas puedan atraer, debido a que muchos caficultores pueden verse rodeados de un ambiente laboral difícil y de condiciones que no son las mejores. Por lo tanto, muchos son los que tendrán que asistir a lugares que ofrecen este tipo de escenificaciones, los cuales cuentan con los elementos que más se ajustan a la realidad.

  4. cristian david aristizabal dijo:

    creo que la autenticidad escenificada nos da una lección o experiencia momentánea que nos dura solo lo que dura la presentación, para conocer un verdadero PCC se debe caminas en nuestras montañas, entre los senderos y cafetales conocer el largo y arduo proceso del café colombiano, compartir tiempo, espacio y conocimientos con los caficultores así la lección o experiencia no sera momentánea, sino que trascurrirá en nuestra mente y de allí se generaran preguntas acerca del proceso del café y su calidad.

    como estudiante de su clase me gusto mucho la actividad de visitar expedición café era algo nuevo y como consumidor de café es bueno saber el origen del café que tomamos los colombianos. ¿ que zona seria considerada una de las mejores en paisaje cultural cafero?

    • Cristian, para conocer el Paisaje Cultural Cafetero, cada una de las zonas tiene una singularidad. No hay unas mejores que otras, simplemente, se diferencian por sus atributos y valores. Me alegra que te haya gustado el taller de degustación de cafés especiales; en el Quindío hay excelentes cafés de origen. Saludos!

  5. MARTHA CECILIA JARAMILLO dijo:

    En mi opinión, la posición de la autora en este artículo tiene argumentos de peso que llevan a cuestionarse sobre si la escenificación del PCC en los diferentes sitios turísticos de la región, es sólo una herramienta que le resta autenticidad al PCC e ignora los verdaderos atributos que se han desarrollado alrededor de la actividad de producción y comercialización del café colombiano. Atributos que fueron los principales referentes para declarar al PCC, patrimonio de la humanidad.

    Aunque estoy de acuerdo en que la escenificación muestra de forma superficial toda la cultura y las características desarrolladas por la sociedad en torno al cultivo del café, también considero que ubica al turista en un contexto que para él es nuevo y lo ayuda a entender y adherirse de una forma lúdica a lo que representa todo este estilo de vida cafetero.

    La experiencia nos muestra que aunque muchos de estos turistas, manejan tiempos de estancia cortos que limitan el profundo conocimiento de este entorno, aun con esta somera información quedan cautivados con la cultura cafetera y no por esto, el conocimiento profundo y autentico está vetado para ellos, pues quienes buscan experiencias auténticas, tienen la posibilidad de encontrarlas, pues cuentan con elementos a favor como la disposición y hospitalidad de las personas de la región y más aun de quienes viven de la actividad cafetera, la cercanía y facilidad de desplazamiento dentro de este paisaje, el apoyo de instituciones de la región. De ahí que es fácil llegar a una finca cafetera y nada extraño que quienes viven allí, compartan sus experiencias, vivencias y estilos de vida reales en torno al cultivo del café, aún de los especiales.

    Lo que si falta y en eso tiene razón la autora es el empoderamiento que debemos hacer las personas de la región sobre el paisaje cultural cafetero, y sobre las acciones que debemos adoptar para que siga vivo como legado para futuras generaciones. Pero el paso se está dando desde las instituciones educativas donde se imparten materias de este tema, y desde el conocimiento que nos entregan diferentes investigadores del PCC.

  6. Comentario
    Percepción del paisaje cultural cafetero Colombiano

    Frente a las diferentes culturas y tradiciones de nuestro departamento hay muchos hilos para tejer, uno de ellos es el diario vivir de nuestros campesinos, la realidad escondida atraves de un paisaje y sonrisas soñadoras que solo alimenta la vista de los turistas; no es solo mostrar con bailes, con representaciones teatrales de una historia de un pueblo pujante y aguerrido. Por qué no mostrar la vida cotidiana del campesino de hoy contando desde luego sus inicios pero aguardando los valores excepcionales de este tiempo contemporáneo, muchos quieren tener una experiencia más real y digna de nuestro patrimonio.
    Frente a lo que profesora Valeria Barbero menciona en el blog estoy en total acuerdo, es de esta manera como se puede llegar a una verdadera autenticidad de un territorio.

    Att: DOREEN VARGAS URREGO

  7. maria alejandra hoyos motato dijo:

    RECUCA (recorrido cultural cafetero) es originalmente una finca cafetera, que debido a una idea, o un proyecto con visión, con el tiempo se convirtió en un lugar turístico donde tomaron como principal eje de funcionamiento, enseñarles a los turistas y visitantes todo lo relacionado con el proceso del café que normalmente se realizaba en esta finca sin ser un lugar abierto al público. En el cual se puede observar que es posible ejecutar empresa haciendo uso de los diferentes medios que ya se tienen, y convertirlos en grandes proyectos, pudiendo evidenciar de esta manera que no hay sueños pequeños si no poco soñadores.

  8. SANDRA MILENA DIAZ CORTES dijo:

    Lo que percibo es que aunque las visitas que se realizan a estos sitios turísticos que hacen parte del paisaje cultural cafetero son breves y su función principal es el desarrollo social y económico igualmente contribuyen a reposicionar el valor de la labor del campo y la cultura cafetera, porque aunque algunos visitantes se queden con la realidad escenificada hay otros que los llevan a reflexionar que hay mas allá de lo que nos muestran en estos espacios ya que se crea un sentido de vínculo de atracción, de identidad, de lazos sociales y de memoria de lo que fue, es y será nuestra cultural cafetero.

  9. jefferson cadavid dijo:

    ¿Pero qué hacemos si no conocemos nuestra historia? ¿Hacia dónde nos lleva la evolución? Esta una de las preguntas que muchas personas a diario deberíamos hacernos , pues el proceso de expansión económica nos está llevando hacia otras miras y donde oriundos desconocen muchos valores de sus raíces, donde no se a fondo cuales son los factores que participan dentro la declaratoria de paisaje cultural cafetero; todos están arraigados hacia el turismo , pero no hacia la importancia que tiene esta declaratoria para todos.
    El PCC lo hemos plasmado y escenificado como una cultura que ya es pasado, cuando en realidad es responsabilidad nuestra mantenerlo vivo. Este paisaje es único y propio de nuestra región que surgió de un proceso de historia que marcó un antes y un después, pero si no sabemos su historia como haremos para valorar y dar continuidad a ella.
    Este es un proceso que requiere de la participación de muchos y de la inversión de nuestros mandatarios para dar continuidad y crecimiento, y por ende no perder nuestra identidad.

    “Aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla”. Napoleón Bonapart

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.