El ordenamiento territorial del «roscón»

 

  • “La economía del donut” como referente para el ordenamiento territorial.

Kate Raworth, economista inglesa autora del libro “Doughnut Economics” (o en español, “La economía del Donut”) plantea un modelo que busca el crecimiento financiero a la vez que impulsar el bienestar de todos.

Su modelo propone un estilo de vida digno, justo y sostenible, como solución para afrontar la crisis global.

El modelo de la Economía del Donut (o Rosquilla) busca ser una alternativa disruptiva frente la teoría económica clásica imperante. En este texto, me he propuesto el ejercicio de “homologar” dicha teoría o modelo a lo que llamaré “el ordenamiento territorial del roscón”, llevado coloquialmente al contexto colombiano.

En la práctica colombiana, el ordenamiento territorial se suele compartimentar en “dimensiones y atributos”. Este enfoque no contribuye a la lectura integral del modelo de ocupación o de ordenamiento territorial, convirtiéndolo en un aspecto gaseoso, lineal o indeterminado o en exceso complejo dentro del marco legal.  Sin embargo, es en este modelo de ordenamiento territorial donde deberían confluir todos los esfuerzos y aportaciones por parte de las políticas públicas, los proyectos, las inversiones, y en general de las acciones públicas y privadas, para lograr que las dinámicas territoriales tiendan a un desarrollo equilibrado: espacial y socialmente equitativo; justo y seguro; económicamente eficiente y ambientalmente sostenible.

  • Un cambio de enfoque necesario para la revisión de los planes de ordenamiento territorial en Colombia

Se aproxima una nueva generación de revisiones de POT en el país, y sigue quedando un manto de duda acerca de su eficacia.  Se presupone que los fallos de las primeras versiones se debieron a problemas de falta de información, experiencia y precisión en las leyes. ¿Y qué tal que no fuera sólo esto, sino también otros problemas de fondo que han hecho que pocos entiendan la relevancia del ordenamiento territorial, y que otros se aprovechen de dicha “complejidad normativa” para tomar “atajos” antes que entender o revisar este instrumento para hacerlo más operativo, comprensible y, en últimas, eficaz?

¿Qué apropiación puede tener la población de un tema que es “espeso”, y que en muchas ocasiones ha resultado en la antítesis de los principios de la propia Ley de Desarrollo Territorial: La prevalencia del interés general sobre el particular, el reparto equitativo de cargas y beneficios, la función social y ecológica de la propiedad?

Los planes de ordenamiento territorial municipal (POT) en lugar de facilitar la comprensión del modelo territorial de cada municipio, alimentan su “complejidad” y por tanto la dificultad para medir de su implementación. Esta situación además, no ha permitido la consolidación, operatividad y utilidad de los expedientes municipales.  De hecho, cada período de gobierno municipal ha establecido sus propios contenidos y alcances a través de los planes de desarrollo, con proyectos que pueden o no corresponder con los Planes de Ordenamiento, sin una articulación clara con los programas de ejecución de los POT (Si es que éstos lo tienen).  Programas que además, en muchos casos, son incipientes o inexistentes.  

La propuesta del “ordenamiento territorial del roscón” plantea mirar el modelo de ocupación del territorio estableciendo una zona (el roscón) hacia donde deberían tender a confluir diferentes aspectos que tienen una dinámica territorial propia. Estos aspectos podrían encontrarse en una situación deficitaria, excesiva, o dentro de la franja de lo deseado. Los indicadores adecuados, por ejemplo de Presión, Estado, Respuesta o Modelo, Flujo y Calidad, podrían dar cuenta de la situación respecto del “roscón” (zona social y espacialmente equitativa; justa y segura; económicamente eficiente, ambientalmente sostenible e institucionalmente gobernable).

Así como Kate Raworth nos habla de un mundo en el que cada persona puede llevar una vida con dignidad, oportunidad y comunidad, y “conforme a los medios de nuestro planeta engendrador de vida”, la huella del hombre sobre el territorio y sus excesos pueden estar por fuera de la dona, y su impacto ecológico, o las deficiencias territoriales, ocupando el agujero de la dona. 

Modelo de Ordenamiento Territorial
Dentro de dicha franja o roscón se deben visibilizar los principios del ordenamiento territorial. Es el espacio donde prevalece el interés general, donde hay un adecuado equilibrio y cierre de brechas resultado del reparto equitativo de las cargas y los beneficios, y donde la propiedad cumple a cabalidad su función ecológica y social.

En conclusión, se trataría de conducir los excesos “hacia adentro”, acotándolos al interior de la franja “roscón”, cuyo límite lo define el “techo ecológico” o la afectación a la “Matriz Ecológica”, en temas como:

El consumo de agua; la ocupación dispersa; la fragmentación de la estructura ecológica principal; los desplazamientos y movilidad de la población; la contaminación atmosférica y la emisión de gases de efecto invernadero; el consumo energético; la contaminación de fuentes de agua; la ocupación ineficiente del suelo para actividades económicas; los monocultivos y la contaminación por nitrógeno y fósforo.

Y conducir las deficiencias “hacia afuera”, aumentando las apuestas para que puedan llegar a quedar dentro de la franja roscón, cuyo límite estaría definido por los comportamientos y respuestas sociales e institucionales frente a temas como: 

La protección ecológica y del paisaje; las energías renovables; riesgo de desastres; la mezcla de usos; los espacios para las personas; el asociacionismo ambiental; la recuperación de los residuos; la depuración de aguas contaminadas; la gestión y financiación eficiente de operaciones urbano-territoriales; el control urbano/territorial y la participación ciudadana. 

El expediente municipal serviría de instrumento a una red autónoma de observatorios municipales y regionales, para el análisis y medición de las dinámicas territoriales. El esquema del “ordenamiento del roscón” sería una especie de tablero de control y concertación de intereses. Estos observatorios, medirían las tendencias y enviarían alertas en cuanto a los excesos y la deficiencias, así como aquello que se encuentra dentro del “roscón” y que es necesario mantener allí. El Plan de Ordenamiento Territorial se enfocaría en “modelar” en cada territorio el escenario proyectado, y la “gestión territorial” se enfocaría en que todas aquellas deficiencias y excesos ingresen al interior del roscón y a impedir que lo que se encuentra dentro, salga de este.

Las características y magnitud del “roscón” deben ser producto de la razonable concertación ambiental, del consenso ciudadano y las soluciones a sus necesidades y problemas, sustentados en criterios técnicos viables, pero visibles y comprensibles para el ciudadano de a pie.

“Simplificar” para hacer comprensible, apropiable y medible la dinámica territorial, es clave para la eficacia de un desarrollo territorial sostenible. 

Desde el Laboratorio Ciudad, Territorio, Paisaje y LOCILAB, exploramos en la aplicación práctica de conceptos con diferentes actores del territorio, para una comprensión del ordenamiento y gestión territorial que persiga resultados eficaces y sostenibles.

 

Arquitecto Carlos Alberto Garzón Espinel 

Magister en Planeamiento Urbano 

Consultor en Urbanismo y Ordenamiento Territorial

Co-director del Laboratorio de la Ciudad, el Territorio y el Paisaje

locilab@locilab.page

carlosgarzon.arq@gmail.com

 

Cambiar para inspirar el cambio

Creemos que así como toda persona necesita o puede tener un «propósito» o un proyecto de vida, los colectivos humanos, llámese barrio, pueblo, ciudad, región, país, necesitan o deben construir un proyecto de futuro compartido. Continuar leyendo «Cambiar para inspirar el cambio»

Visión

Imagen blog ciudad, territorio, paisaje

Una reflexión que escribí hace un tiempo respecto a la manera en que se formulan las visiones en los planes.

Siempre he cuestionado las visiones de los planes de desarrollo, que se han convertido en el ítem mas irrelevante a cumplir, y por tanto carentes de muchos aspectos fundamentales como los que enuncio a continuación:
1. Falta de IDENTIDAD: Pueden ser aplicables a cualquier municipio o departamento, lo único que las puede diferenciar es el eslogan del político de turno. Continuar leyendo «Visión»

Quindío Territorio de Ideas (I)

Fuente: Elaboración propia

4 ideas a prototipar desde la planificación regional y la innovación social para evolucionar, diferenciarse y promover la creación de empleo en el departamento del Quindío desde su “código genético territorial”:

Continuar leyendo «Quindío Territorio de Ideas (I)»

Prototipar el futuro de Armenia (II)

Foto: Julio Cesar Hoyos

Continuando con las 10 ideas a prototipar cocreativamente para el futuro de Armenia, desde el punto de vista del urbanismo y la innovación social en el territorio:

6. Tejido productivo, menos impacto de la actividad económica, más empresas responsables desde lo social, cultural y ambiental: Ordenar y balancear la actividad económica en las áreas urbanas y rurales. Continuar leyendo «Prototipar el futuro de Armenia (II)»

Prototipar el futuro de Armenia (I)

Foto : John Jolmes Cardona Núñez, LA CRÓNICA

10 ideas a prototipar co-creativamente como táctica de choque para evolucionar, diferenciarse y crear empleo en Armenia de forma inmediata y en el mediano plazo, desde el punto de vista del urbanismo y la innovación social en el territorio. En esta entrega, las primeras cinco:

Continuar leyendo «Prototipar el futuro de Armenia (I)»

El propósito

Prototipo de prueba, fuente: ciudadterritoriopaisaje.org

Evolucionar y diferenciarse en la manera de hacer las cosas para lograr el beneficio del interés general sobre los intereses particulares, debería ser el propósito de una sociedad que pretende salir de una profunda crisis. Esto, implicaría comprender el alma de sus principales recursos: las personas y el territorio.

Continuar leyendo «El propósito»

Modelos colaborativos para el ordenamiento y gestión de los paisajes culturales. Parte I: Redes de custodia del territorio

Fuente: Fuente de la fotografía: Página web del Instituto Superior del Medio Ambiente

¿Qué es la custodia del territorio?

Custodia proviene del latín “custodia/custodiae”; guardar, conservar, respetar o cuidar.

La custodia del territorio aúna los esfuerzos de los propietarios y usuarios de tierras de cultivo, montes, granjas y otros recursos naturales a través de la firma de contratos y acuerdos con organizaciones públicas o privadas que promueven la conservación de sus valores. Pueden actuar como entidad de custodia organizaciones tan diversas como una asociación de vecinos, una organización conservacionista, una fundación, un municipio, un consorcio u otro tipo de ente público.

Continuar leyendo «Modelos colaborativos para el ordenamiento y gestión de los paisajes culturales. Parte I: Redes de custodia del territorio»

Interrogantes en torno a un proyecto territorial para el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia

 

Aprendiendo a comer zapote 😉 Gracias Álvaro Moreno!

Cada día doy gracias por vivir en un territorio generoso, donde los árboles estiran sus ramas para darnos las frutas más deliciosas y la tierra nutre los variados cultivos del trópico, que prosperan sin el estrés que produce el clima de estaciones. Aquí se produce el mejor café suave del mundo, que nosotros tenemos el privilegio de disfrutar en nuestras casas, y que es apreciado por extranjeros de todos los países. Continuar leyendo «Interrogantes en torno a un proyecto territorial para el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia»

Foro Cultural del Café en el Paisaje Cultural Cafetero: realidades y expectativas desde la inteligencia colectiva

Para conocer la realidad de la caficultura y aprender de café, lo mejor es escuchar a los que lo viven cada día. Esta fue la motivación para organizar el Foro Cultural del Café en el Paisaje Cultural Cafetero de Colombia (PCC). Continuar leyendo «Foro Cultural del Café en el Paisaje Cultural Cafetero: realidades y expectativas desde la inteligencia colectiva»