Home

Pájaros en el Quindío


Colibríes en Calarcá

Es bien conocido que el Quindío es un importante punto de avistamiento de aves, tanto a nivel nacional como internacional*.  Ahora bien, si no somos expertos ornitólogos, ni tan sólo aficionados, sino que valoramos la apreciación de la fauna y la flora local como una parte más de la experiencia de conocer un lugar… Leer más

Senderismo de aventura: el camino de Los Chorros de Calarcá

Es un lugar de encuentro entre agua y montaña; viento y lluvia; verde y mineral.

Las poderosas ráfagas de viento frío y húmedo; la abrumadora presencia del agua revolviéndose y desmayándose en el río; la sensación de ser pequeños, casi insignificantes, frente a este muro vertical, trepidante y líquido, de más de 50 metros de altura… nos indican que ya hemos llegado, y que ha valido la pena el recorrido. Leer más

Alumbrado navideño en Quimbaya

Fiesta de los faroles en Quimbaya

 

Zoila, nuestra amable anfitriona en Quimbaya, me cuenta que “el alumbrado”empezó hace 30 años, en una calle del pueblo.  Fue una iniciativa espontánea de los vecinos de la calle, que con el tiempo se fue extendiendo y cobrando fuerza.  Desde el 2006, ya con apoyo de la alcaldía, este alumbrado convertido en festival está declarado como “Bien de Interés Cultural Intangible” a nivel departamental, y ha posicionado al municipio como destino turístico nacional.

Zoila nos lleva a la Casa de la Cultura, en la que hay una muestra de los faroles que encontraremos en las calles.

Leer más

El paisaje es uno de los principales indicadores de la salud del territorio


Todos podemos hacer mucho para entender que el paisaje tiene una dimensión, cultural, patrimonial, que está lleno de valores, que evoluciona, que se transforma permanentemente, que es dinámico y que acepta transformaciones, siempre que se hagan con cuidado. En esto, las políticas gubernamentales tienen una gran responsabilidad

NARCISO GENÍS – El punto – [Entrevista] Leer más

Salento en verano

 

Era un sábado, un breve paréntesis de verano de este año 2011 en el que no ha parado de llover, así que decidimos darnos una vuelta por Salento.  Imaginé transitar por sitios ya conocidos: tomar un hervido de frutas y escuchar buen jazz en “Barroco”; comprar películas en el local de música y cine de la Calle Real… pero cual no fue mi sorpresa al descubrir nuevos lugares, tanto o más buenos que “mis clásicos preferidos”.

Leer más

Peñas Blancas, el centinela del Quindío

Foto cortesia de Cesar Duque

Cuenta la leyenda que el cacique indio Calarcá escondió su tesoro en las profundidades de la montaña (hoy Peñas Blancas) para que los españoles conquistadores no lo encontraran. Durante muchos años, esta creencia transformó el sitio en un polo de atracción para guaqueros y aventureros que escalaban la roca o penetraban por las cavernas, sin regresar jamás.

Leer más

Mosaico centro occidental del Quindío

Foto cortesia de Cesar Duque

Desde el avión, después de atravesar la cordillera, el turista tiene ante sus ojos el paisaje suavemente ondulado, verde y exuberante de los municipios de Montenegro, Quimbaya y La Tebaida.  Aterrizando en el aeropuerto “El Edén”, en La Tebaida, ya se puede iniciar por tierra el recorrido por un mosaico territorial que alterna guaduales, cultivos y fincas. Leer más

La Cordillera en el sur del Quindío

Foto cortesia de Cesar Duque

Localizado en una colina de la Cordillera central, el municipio de Buenavista es un “mirador natural del Quindío”, que por su condición paisajística se ha distinguido como fuente de inspiración de escritores y poetas. Leer más

El Valle de Maravelez

Foto cortesia de Cesar Duque

El valle de Maravelez se forma cuando el río Quindío y el río Barragán se unen para formar el río la Vieja.

23º grados de temperatura media; 1200 metros sobre el nivel del mar; definen una extensa planicie verde, caliente y húmeda, surcada por frondosos guaduales que, como centinelas, recorren la rica orografía del valle. Leer más

El Valle de Cocora

Foto cortesia de Cesar Duque

Alexander Von Humbolt debió quedarse sin aliento ante la visión original del valle de Cocora: imponentes laderas montañosas cubiertas de bosque, y por encima, casi rozando las nubes, las copas diminutas de las altísimas y esbeltas palmas de cera. Leer más

Social Widgets powered by AB-WebLog.com.